lunes, 3 de abril de 2017

El mapa del tiempo | Reseña

Título: El mapa del tiempo

Saga: Primera parte de la Trilogía Victoriana. Son historias independientes, así que podéis leerlas en el orden que queráis.

Autor: Félix J. Palma

Editorial: Alianza editorial

Sinopsis: Londres, 1896: La aparición de la empresa de Viajes Temporales Murray hace realidad el sueño más codiciado por el hombre: viajar en el tiempo. Claire Haggerty vivirá una historia de amor con un hombre del año 2000; Andrew Harrington querrá viajar al pasado para salvar a su amada de las garras de Jack el Destripador. Pero asimismo se abre una peligrosa puerta para que desde el futuro arriben viajeros con peores intenciones. Aclamada por miles de lectores, El mapa del tiempo es una fantasía histórica imaginativa y trepidante, una historia de amor y aventuras que transporta al lector al fascinante Londres victoriano en su propio viaje en el tiempo.


El mapa del tiempo narra tres historias independientes llenas de historia, amor y aventuras. ¿Lo mejor? Que el mismísimo H. G. Wells aparece en todas ellas. 

Andrew es un joven adinerado y que todavía llora por lo que ocurrió hace ocho años. Claire está enamorada de Derek Shackleton, el hombre que llevará a los humanos a la victoria en su enfrentamiento contra los autómatas y el malvado Salomón en el año 2000. Por último, el inspector  de Scotland Yard, Colin Garret, pide una orden de arresto contra un hombre que todavía no ha nacido por los terribles asesinatos que ha cometido. Wells, cuya novela La máquina del tiempo parece haber revolucionado Inglaterra, se verá envuelto en estas tres historias que, a su vez, están muy relacionadas con la empresa de Viajes Temporales Murray.

“Damas y caballeros, si tienen la bondad de seguirme, les mostraré el año 2000”

En esta novela, Félix J. Palma nos muestra una apasionante historia de ficción que refleja perfectamente  el contexto histórico de la época Victoriana, sus costumbres y los cambios que se dieron (habla del colonialismo, la pobreza, la Revolución Industrial, etc.). Su estilo es muy bonito y cuidado, aunque con frases un poco largas que tuve que releer varias veces porque no le encontraba el sentido. Y otra peculiaridad: juega con el paso del tiempo (os lo explico más abajo).

Con respecto a la estructura de la novela, está dividida en tres partes. Cada una de ellas narra una historia independiente pero no por eso los personajes de la primera parte quedan en el olvido una vez pasamos a la siguiente. Cada uno de ellos está muy bien estructurado. Podría decirse que son únicos, con sus motivaciones y objetivos bien marcados y, sobre todo, con un lado muy humano. Además, gracias a ellos obtenemos un retrato bastante fiel de las creencias y la forma de pensar que tenían en aquella época, como es el rechazo por las relaciones antes del matrimonio y el hecho de que una persona de clase alta no pueda casarse con otra de clase baja. Este aspecto es uno de los que más me han impresionado del libro: la habilidad tan exquisita que ha tenido el autor de introducir su historia en un contexto real, dándole voz a un escritor de la época real, así como reflejar su vida y hacer que encaje con la trama perfectamente.

“En definitiva, si quería ser un escritor brillante, no solo un narrador competente e ingenioso, debía exigirse mayores empeños que aquellas fabulitas que ejecutaba en cuatro días. Sí, la literatura era algo más, mucho más. La verdadera literatura debía remover al lector, dañarlo, cambiar su percepción de las cosas, arrojarlo de un certero empellón por el acantilado de la clarividencia”

Otra cosa que me ha llamado mucho la atención y que quiero destacar es el uso que le da a la voz del narrador. El libro está narrado en tercera persona pero, de vez en cuando, el narrador hace algunos apartes para hablarle directamente al lector. Me llamó especialmente la atención la escena en la que Andrew y su primo, Charles, están en el carruaje en silencio y el narrador, para evitarle ese silencio incómodo al lector, comienza a narrar la historia de los padres de ambos mientras nuestros personajes llegan a su destino. El efecto del narrador al final de la novela es simplemente increíble, pero no os lo voy a contar para que os impacte tanto como a mi ;) Por cierto, no os fiéis del narrador, a mí me ha tenido engañada medio libro.

En cuanto al tema de los viajes en el tiempo, está muy bien integrado en el contexto del siglo XIX y de la trama. Es muy atrayente porque, ¿quién no ha soñado alguna vez con retroceder o avanzar en el tiempo? Es más, si pudiéramos saber qué pasará en futuro y este no fuera demasiado favorable, ¿haríamos algo para cambiarlo? También, esta historia nos muestra lo manipulable e impresionable que es la sociedad y lo paranoicos que podemos llegar a volvernos ante cosas que aún no han ocurrido.

“¿Acaso no hay mentiras que hacen la vida más hermosa?”

Creemos lo que necesitamos creer y, a veces, necesitamos una mentira para darle sentido a nuestras vidas y sentirnos llenos de esperanza.

El personaje de Wells y su relación con Jane me pareció muy entrañable, igual que la de Derek y Claire (aunque esta me dio un poco más de pena). La primera parte es cierto que me resultó algo pesada porque hay muchas interrupciones en la trama. Me explico: el narrador va contando la historia de Andrew pero, al mismo tiempo, cuenta con todo detalle la infancia y vida de Wells y sus obras. Estas interrupciones hacían que no me metiera en la trama por derecho y, como yo ya conocía algunos de esos detalles, se me hizo la lectura muy lenta. Pero también entiendo que sea una parte un poco más introductoria y que sea necesario contarlo para que el lector sepa de qué va la cosa. A partir de la segunda parte ya no se notan tanto, si las hay, y ya pude engancharme a gusto.

En definitiva, aquí tenemos un libro único y original que entremezcla de forma magistral la realidad y la ficción. Podemos aprender, disfrutar y darnos cuenta que podemos aplicar perfectamente las conclusiones que sacamos de esta época a la actualidad. Y lo más importante: no podemos volver al pasado a enmendar nuestros errores, pero sí podemos aceptarlos y aprender de ellos para madurar. Sumergirse en esta novela es viajar en el tiempo y vivir a través de sus personajes desde la comodidad de tu casa.



Y ahora contadme: 

¿Lo habéis leído?
¿Si pudierais viajar en el tiempo, a cualquier época, cuál sería?



8 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Efectivamente lo que más me llama la atención de esta historia es la ambientación. Sin embargo no me muero y no quiero salir corriendo a leerlo; pero lo tendré my pendiente para darle una oportunidad cuanto antes.
    ¡Saludos desde Trapped Among Letters

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Yo llevaba ya bastante tiempo deseando leerlo, así que lo empecé con muchas ganas. La ambientación es perfecta, no se salta ni un detalle :)

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Holaaa
    Tiene muy buena pinta y me ha gustado mucho la reseña y lo que cuentas en ella. A simple vista me da la impresión de que es un libro muy completo. Voy a apuntarlo por si me apetece leer algo de este estilo que nunca se sabe.
    Besos guapaaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! La verdad es que es bastante completito sí ^^ Me alegro de que te haya gustado la reseña :D

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Pues... aunque la reseña me ha gustado (todo está muy bien explicado) no me lo leería ya que no sé por qué pero ya me he leido otros libros de este autor y se me han hecho muy pesados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que sí? Yo estoy deseando seguir con la trilogía y leer "El amor no es nada de otro mundo" ^^ Me ha gustado mucho el estilo de Félix J. Palma.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  4. ¡Hola, Mari!,
    Sin duda, esta trilogía de Félix J. Palma es alucinante. Además, va in crescendo. El mapa del cielo y el mapa del caos son impresionantes.
    ¡Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy estoy deseando seguir con la trilogía D: Estas navidades tiene que caer el segundo sí o sí :P

      Eliminar