martes, 21 de noviembre de 2017

Eso no es amor | Reseña

¡Hola errantes!

La reseña de hoy va a ser un poco express porque no tengo demasiadas cosas que contar sobre este libro. Me tocó en uno de los sorteos de la ARC y aproveché un viaje de tren para leerlo y quitármelo de encima (sí, así de claro), aunque también tenía cierta curiosidad por saber qué temas trataba.


Continuamente, y casi desde que nacemos, recibimos mensajes sobre el amor que ayudan a crear falsos mitos: que para ser felices tenemos que encontrar nuestra media naranja, que los celos son una muestra de amor… Cuando la realidad choca contra estos falsos mitos se produce una frustración que provoca infelicidad y que, en casos extremos, puede derivar en violencia de género.
En este libro encontrarás una serie de retos que te ayudarán a reflexionar. A descubrir tus propias respuestas. Enfréntate a ellos sin miedo, atrévete a pensar a tu manera. Porque para que la sociedad avance necesitamos jóvenes que se atrevan a abrazar la realidad con toda su complejidad.


Como ya os he dicho, no voy a detenerme demasiado en este libro. Está dirigido a un público básicamente juvenil pero creo que los adultos también podemos sacar alguna que otra conclusión en claro tras leerlo. Trata muchos temas. Muchos. Y la mayoría, no con la suficiente profundidad para mi gusto. 

El libro empieza con algunos consejos y ejercicios para saber cómo somos, cómo nos ven los demás,  sobre la autoestima y la toma de consciencia de los típicos clichés de género que nos encontramos en casi todos los medios hoy en día. También trata un poco el tema de la inclusión en la escuela, se toca por encima el tema del acoso y demás. Luego, pasa a hablar sobre la desigualdad de género y la identidad sexual (tema que no está tan mal tratado). Por último, trata de las relaciones de pareja. Aquí es donde me quito el sombrero porque la autora consiguió que se me encogiera el corazón leyendo su historia. Sin duda, los dos últimos capítulos son los que mejor están. Se nota mucha más seriedad y preocupación por abrir los ojos a los jóvenes sobre lo que no deberían tolerar y los anima a poner ellos mismos unos límites que nadie debería cruzar. 

"Pero no lo olvides: si hay una persona que trata mal, y otra que es maltratada, hay más de veinte alrededor que podríais hacer algo para evitarlo."

Cada capítulo viene acompañado de un montón de retos que nos invita a la introspección y a abrir los ojos al mundo que nos rodea. Os voy a ser sincera: hice los dos primeros y el resto, o les dedicaba un ratito a meditar o simplemente los pasaba de largo. No es por nada, es que me daba un poco de pereza y la mayoría de los temas que trata ya los tengo asimilados. 

"La sociedad nos pone una venda para no identificar al maltratador y luego nos llama tontas por caer en el maltrato."

El estilo de la autora mezcla mucho humor y muy cercano con mensajes bastante directos y, por desgracia, hablando de situaciones que ocurren todos los días. Utiliza referencias que los jóvenes pueden identificar fácilmente e incluso añade algo de su propia cosecha para hacernos ver que no es una situación tan lejana como pensamos.


En definitiva, no está mal. No profundiza todo lo que debería en algunos temas y la mayoría los trata por encima. Si se ha llevado esa tercera estrella es simplemente porque me ha gustado mucho cómo ha unido el tema de las relaciones sexuales con el maltrato y los mitos sobre el amor. No os voy a decir que le deis una oportunidad porque me imagino que habrá otros libros que traten estos temas, juntos o por separados, desde otras perspectivas y con más profundidad. Aun así, creo que es bastante accesible para los jóvenes.

¿Habéis oído hablar de él?
¿Conocéis otros libros que traten estos temas?

Nos leemos en la próxima entrada ^^
¡Un abrazo!

viernes, 17 de noviembre de 2017

Americanah | Reseña

¡Hola errantes!

¿Cómo estáis? Yo feliz de que el frío se esté manteniendo un poquito *-* Me apetecían ya los días de peli/libro/serie y mantita acompañada de una bebida calentita. Además, aprovecho que estoy en casa para disfrutar también de la compañía de mi familia ^^ ¿A vosotros cómo os gusta pasar el invierno?
Bueno, pasando ya a lo que nos toca, la reseña de hoy se ha adelantado :) Como sabéis, formaba parte de una lectura conjunta pero al final he seguido leyendo el libro por mi cuenta porque nadie comentaba y creo que es lo mejor que podría haber hecho ^^ Me hace gracia que, con lo de autores y libros que quiero leer, ya van tres libros de Adichie que leo en menos de medio año, es curioso xD


A mediados de la década de 1990, en una Nigeria militarizada, dos adolescentes, Ifemelu y Obinze, se enamoran apasionadamente. Como muchos de su generación, saben que tendrán que dejar el país. Obinze sueña con vivir en Estados Unidos, pero es Ifemelu quien consigue vivir en Brooklyn e ir a la universidad. Mientras Obinze lucha para reunirse con Ifemelu, ella se encuentra en una América donde nada es como se imaginaba, comenzando por la importancia del color de su piel.

Americanah es una historia de amor a lo largo de tres décadas y tres continentes, la historia de cómo se crea una identidad al margen de los dictados de la sociedad. Fue ganadora del National Book Critics Circle Award en 2014 y seleccionada por los ciudadanos de Nueva York como el libro ganador de la campaña One Book, One New York 2017.


Ifemelu y Obinze han estado enamorados desde siempre. Cuando Ifemelu se muda a Estados Unidos, su vida cambia por completo, tanto que corta el contacto con casi todas las personas que antes eran importantes en su vida. Por su parte, Obinze sabe que Ifemelu no va a volver y que tiene que seguir con su vida. Después de intentar viajar a Estados Unidos y que le denieguen el visado, se le presenta la oportunidad de mudarse a Reino Unido, donde tendrá que luchar por ganarse la vida. Quince años después, Ifemelu está lista para volver a Nigeria, donde le espera un país distinto y un Obinze con una vida entera a sus espaldas.

Al principio, el libro es bastante introductorio y comienza justo antes de que Ifemelu vuelva a Nigeria. Luego, va alternando algunos capítulos que cuentan la historia de Obinze hasta que llega un punto en que comienza a narrar la historia de amor de estos dos personajes desde el principio. A veces, se entrelazan algunos capítulos del "presente" en medio de la narración, pero no se hace nada confuso una vez tenemos ubicados cada personaje. Está escrito en tercera persona. Y hablando de personajes, hay muchísima variedad. A algunos los queremos más... a otros, menos, pero todos tienen algo que aportarle a la trama, aunque sea de manera secundaria. Eso es algo que me ha gustado mucho y que, además, evita que algunos capítulos parezcan de relleno. Creedme, aunque parezca que lo que esté sucediendo en el momento no tenga nada que ver con la trama, en realidad lanza un mensaje bastante claro sobre la situación y las diferencias raciales que se tratan a lo largo del libro.

Antes de seguir contándoos cosillas, quiero detenerme un momento a hablaros de los personajes. Por un lado, Ifemelu suele tener bastante claro lo que quiere, es decidida y no se deja amedrentar tan fácilmente por la identidad americana. Tiene momentos de debilidad, momentos en los que se encierra en sí misma y de los que luego no es capaz de salir (para mi disgusto, me entraban ganas de meterme en el libro y sacudirla. Jolín, que esas cosas no se hacen)  pero también se levanta, lucha por seguir adelante y se niega a intentar parecerse a nadie que no sea ella misma.

"se miró en el espejo, se hundió los dedos en el pelo, denso, esponjoso y magnífico, y no pudo imaginarlo de otra forma. Se enamoró de su pelo, así de sencillo."

En cambio, Obinze sí que tiene una actitud un poco más derrotista. No ha podido alcanzar su sueño, así que se conforma con lo que le viene y poco más, incluso cuando sabe que eso no es lo que quiere y no es lo correcto. Algunas de esas decisiones que toma tienen su fundamento, otras me parece que no tanto. De ahí las consecuencias de sus actos. Como personajes así un poco más secundarios, me gustaron bastante Curt y Dike, el primo de Ifemelu. Y aquí tengo una pequeña queja: con todo lo que se detiene a narrar la autora, no entiendo por qué no ha incluido la razón por la que Dike hace algo que no voy a decir porque sería spoiler. La tía Uju no ha sido de mis personajes favoritos, para qué mentir. Va de una relación tóxica en otra, donde lo que realmente le importa es que el hombre la mantenga. Al menos, me alegra decir que rectifica. Por último, mención especial a Shan, hermana de Blaine. Se lleva el premio al personaje secundario más antipático del libro.

Americanah trata sobre tantísimos temas que no sé ni por donde empezar. Adichie nos presenta el tipo de vida que llevan nuestros personajes en Nigeria y lo compara con el estilo de vida en Estados Unidos e Inglaterra. En ambos países nos topamos con distintas situaciones en las que la raza importa, situaciones tanto de discriminación como de discriminación positiva y cómo los negros no estadounidenses intentan parecerse a los estadounidenses, pasándoles factura muchas veces.  - Aquí hago un pequeño inciso. El tema de la asimilación y la idea preconcebida que tenían los blancos sobre los negros me recordó mucho a la obra de teatro Dutchman, de Amiri Baraka. Si queréis que os hable de ella, dejádmelo en los comentarios para que lo apunte como entrada de reserva. - Lo que más pena me daba al leer el libro es que, hiciesen lo que hiciesen, los siguen considerando el escalafón más bajo de la sociedad. Por desgracia, esto es una realidad. Por eso, me gusta que se hable del tema sin tapujos y con unos buenos fundamentos. Si no se critica la sociedad y no le quitamos la venda de los ojos, ¿cómo va a cambiar? Hasta las entradas de blog de Ifemelu tienen chicha, jaja. Quiero destacar el cambio en la forma de pensar de Ifemelu hacia Obama (parte de la trama coincide con la campaña de Obama para la presidencia). Al principio, ella apoyaba a Hillary Clinton porque le gustaba lo que decía, hasta que leyó un libro sobre la vida de Obama y le gustó lo que vio. Me parece que este es el momento más claro en todo el libro en el que vemos que la protagonista ha asimilado lo que la mayoría de la gente no: que el color de piel no importa, importa quienes somos y lo que hacemos.

El otro tema fundamental del libro es el amor. Vemos relaciones tóxicas, otras que no llevan a ningún lado, amistades que perduran y otras que se rompen con los años. Me gusta que la autora trate el tema de las relaciones sexuales sin tabú y con total naturalidad. Y es curioso, porque es la madre de Obinze quien habla con Ifemelu sobre sexo (¿hay algo más incómodo que hablar de sexo con tu suegra?). También se habla de algunas cuestiones de género, a veces relacionadas con los otros dos temas principales.

Otra cosa que me ha chocado un poco ha sido el estilo. Al principio, me costó centrarme porque no me cuadraba con el tono que utiliza Adichie en sus ensayos. También me di cuenta que algunas expresiones no me encajaban, un laísmo por aquí y otro por allá. Luego, dio la casualidad de que en el máster dimos un tema de interculturalidad y precisamente hablamos sobre que algunos autores hablantes de lenguas minoritarias (en situación de conflicto con lenguas dominantes) juegan con el lenguaje y la gramática a posta. No sé si este es el caso de Americanah, pero quiero creer que sí. También vemos a lo largo del libro varias expresiones en igbo. Algunas, se añade a continuación lo que significan y otras no, cosa que me hubiera gustado aunque solo sea por curiosidad. Por lo demás, la forma de escribir de Adichie sigue siendo muy directa y sencilla. 



En definitiva, es un libro precioso, duro y sincero sobre la identidad personal y los distintos problemas raciales. Se pueden sacar muchísimas cosas en claro del libro, cosas que debemos tener presente para cambiar la sociedad, ya que Adichie nos aporta información de todo tipo desde la primera página hasta la última. Sigo manteniendo que esta autora no decepciona.

¿Lo habéis leído?
¿Conocéis otros libros de Adichie?

Nos leemos en la siguiente entrada ^^
¡Un abrazo!

martes, 14 de noviembre de 2017

El corazón de Kandrakar | Reseña

¡Hola a todos!

¿Qué tal estáis? Yo bastante emocionada (nerviosa y aterrada) por un proyecto que surgió hace un par de semanas y que estoy preparando con mucho cariño. Tengo ganas de contaros de qué se trata pero creo que vais a tener que esperar un poco ;) Al menos, hasta que lo tenga todo listo y más o menos las cosas claras.

La reseña tiene algo de novedoso: es el primer cómic que reseño en el blog y, además, es una relectura, así que os diré las impresiones que me dio cuando lo leí hace por lo menos 10 años y las que me llevé hace dos fines de semana. Y es que, ¿quién no se acuerda de estas brujitas tan simpáticas?


Cuando Will se traslada con su madre a Heatherfield no se imagina lo que le depara el futuro. En esta nueva ciudad, Will conocerá a cuatro chicas y juntas descubrirán que poseen poderes extraordinarios. Con la energía de los cuatro elementos y el Corazón de Kandrakar en su poder tendrán que evitar que la debilitada muralla que separa su mundo del Metamundo se rompa. Para ello, deberán enfrentarse a oscuras criaturas y a un poder absoluto con el que no contaban, el poder absoluto de la luz de Meridian.


La sinopsis recoge bastante bien la trama de esta primera entrega. Will, Irma, Tarannee, Cornelia y Hay-Lin son las nuevas guardianas, cada una maneja un elemento excepto Will que es la que controla el Corazón de Kandrakar. Juntas, deben hacer frente a los peligros que se les pongan por delante además de sobrevivir al instituto. Su amiga, Elyon, las traicionará (no es spoiler, es lógica pura y dura y lo dicen bastante pronto) pero ellas intentarán recuperar su amistad incluso si eso significa ponerse en peligro. Lo que me gusta de las chicas es que cada una tiene su personalidad muy bien marcada y que son muy distintas. Me hacen muchísima gracia los rifirrafes entre Cornelia e Irma y me encanta lo jovial que es Hay-Lin.

Guardo muy buenos recuerdos de estos cómics. No recuerdo cómo llegó a mí el primero, si fue un regalo o si lo compré yo (un aplauso para mi memoria, pero solo uno, a ver si despierta, jajaj), el caso es que me me fascinaron las ilustraciones, la historia y los personajes. Y ahora, que la he leído de mayor, tampoco es que sea tan original quitando la parte de Meridian y demás que sí me gusta. Para empezar, tenemos a la típica chica tímida e insegura que acaba de mudarse, hace amigas y, un buen día, descubren que tienen poderes y que deben proteger Meridian cerrando los portales que se van abriendo por todo el pueblo. Y aquí viene otro cliché: sin haber utilizado nunca sus poderes (excepto en un par de ocasiones en las que estaban bajo presión y los usaron de chiripa), derrotan a los malos en el primer encuentro. En algún punto, sí que se ponen a practicar, pero es cierto que sus poderes son bastante poderosos para el poco tiempo que llevan manejándolos de forma consciente. A parte de esto y acostumbrada a los libros en los que te dan toda clase de detalles, la sucesión de eventos me pareció excesivamente rápida y los diálogos, aunque divertidos en algunos casos, algo sencillos en algunos casos y con alguna que otra errata.



Pero bueno, estas son las impresiones que me llevo después de haberlos tenido en la estantería años y años. Ya hacía unos meses que me había entrado un ataque de nostalgia y me apetecía leerlos hasta que encontré la ocasión perfecta el otro día *momento anécdota*. Llegué del cine tan afectada (en serio, no sé qué me dio ese día que psicológicamente me destrozó la película) y que no quería irme a dormir, así que cogí el cómic y me puse a leer. Necesitaba algo que me hiciera olvidar las dos imágenes que se me habían quedado grabadas y quería algo ligero, que pudiera terminar en un día o dos y que me hiciera sonreír. Y así lo hizo. Dormí estupendamente y me acosté feliz recordando lo bien que lo pasaba leyendo estos cómics y lo mucho que me gustaban estas ilustraciones tan preciosas y de las que todavía me acordaba. ¿Que tiene cosas que las leo ahora y me chirrían un poco? Sí, pero eso no me ha impedido disfrutarlo y seguir con la espinita de no haber seguido con los cómics (no eran rentables por la relación precio-tiempo que me duran xD). Siempre me pareció algo...



Sé que la reseña no me ha quedado muy currada y que tampoco he dado demasiados detalles. Más que nada, quería contaros cómo ha sido mi experiencia de haberlos leído con unas edades tan distintas. La nota no se la he cambiado, por los recuerdos y los buenos momentos.




¿También eráis fans de las WITCH?
¿Cuál era vuestra favorita?

(Las mías eran Irma y Hay-Lin, jaja)

Un abrazo muy fuerte a todos, nos leemos en la próxima entrada ^^

viernes, 10 de noviembre de 2017

Sleeping at last | Música

¡Hola errantes!

Voy a alejarme un poco de lo literario por un día y os voy a hablar de Sleeping at Last. Me cautivó por completo la primera vez que escuché una canción de Ryan O'Neil, el cantante y compositor de las maravillas que os enseñaré luego, y ahora no concibo una lista de reproducción sin alguna de sus canciones. 



Esa canción de la que os hablaba antes y que tanto me marcó fue "Saturn". No recuerdo cómo la descubrí hará cosa de un año, puede que más. Quizás buscaba canciones relacionadas con las estrellas, qué se yo. Para los que no lo sepáis, me mola mucho el tema de las constelaciones, el cielo estrellado y el universo en general. Aunque no sepa mucho del tema (porque soy un desastre, para qué nos vamos a engañar. No sé cómo se me pueden olvidar tantas cosas), es algo que realmente me apasiona. Aunque, también os digo, es más la sensación de plenitud que me da mirar las estrellas por la noche cada verano lo que hace que me guste tanto este tema.

I'd give anything to hear
You say it one more time
That the universe was made
Just to be seen by my eyes.

Me gusta muchísimo el estilo musical de Ryan. Tiene varios álbumes aunque, de momento, solo he escuchado algunas covers y "Atlas", un proyecto bastante grande que consiste en sacar unas cuantas canciones al mes. Estos pequeños discos los divide por temáticas: Space, Darkness, Light, Land, Oceans... Sí, cada canción de esos discos recibe el nombre de un planeta, un sentimiento, un continente, etc. La mayoría de sus canciones son más bien instrumentales aunque también tiene bastantes con letra. Y aquí es donde empieza la magia. Ryan expresa un sin fin de emociones con cada partitura, cada nota y cada letra. Este es justo el tipo de música que a mí me fascina: las que aúnan música y letra para crear un sentimiento.

¿Hacemos una cosa? Poneos los cascos, dadle al play y cerrad los ojos.


How rare and beautiful it is to even exist...

¿Qué habéis sentido? A mí se me pone el vello de punta de la emoción. En serio os lo digo, esta canción me llena de una manera impresionante. Es un sentimiento tan extraño y tan bonito que no soy capaz de describirlo. Como os comentaba antes, ya no es solo el conjunto de los instrumentos, los sonidos suaves y delicados que de repente cobran fuerza, son las letras, cómo se enlazan las palabras. Sinceramente, para mí esto es poesía:

No one can unring this bell
Unsound this alarm, unbreak my heart new
God knows, I am dissonance
Waiting to be swiftly pulled into tune




Si es que no puedo resistirme. Me gustan demasiado como para no compartirlas con vosotros. Es más, llevo queriendo escribir esta entrada casi desde que empecé con el blog pero siempre le daba prioridad a otras entradas. Bueno, pues por fin le tocó el turno. Es que no puedo parar de repetirlo: estas canciones me conmueven lo más grande y despiertan muchas pero que muchas emociones en mí.
Yet I know, if I stepped aside
Released the controls, you would open my eyes
That somehow, all of this mess
Is just my attempt to know the worth of my life…

Y aquí os dejo con mis dos canciones preferidas de Sleeping at Last. Espero que os haya gustado la entrada y que, si os gustan las canciones tranquilitas y con buenas letras, le deis una oportunidad a este grupo. Me encanta, simple y llanamente.

¿Qué os ha parecido?
¿Os gusta este tipo de música?
¿Queréis recomendarme algún grupo?

Nos leemos en la próxima entrada (de literatura, ya sí, jaja).
¡Un abrazo!

martes, 7 de noviembre de 2017

Edgar Allan Poe: Poemas y relatos | Clásicos

¡Hola errantes!

Me habría gustado traer esta entrada un poquito antes de Halloween y que así tuvierais un par de especiales, pero no hubo manera de poder prepararla como yo quería (y de acabar la antología ya ni os cuento, jaja). Como dice el dicho: mejor tarde que nunca, y la verdad es que no quería perder la oportunidad de hablaros de este autor y de sus famosos cuentos y poemas. En la antología que he leído, The Fall of the House of Usher and Other Writings, también han incluido algunas críticas literarias que publicó el autor pero no voy a entrar en detalles, básicamente porque he leído algunas por encima y poco más.




Sobre el autor


Once upon a midnight dreary...

Edgar Allan Poe nació en Boston, año 1809. No tuvo una vida fácil, perdió a muchas personas a las que quería y eso le afectó demasiado. Cuando era muy pequeño, se vio obligado a cuidar de su madre y de su hermano, enfermo de tuberculosis. Perdió a su familia a una edad muy temprana pero los Allan, una familia adinerada, se hicieron cargo de él. Poe nunca se llevó bien con su padre adoptivo y el matrimonio tampoco llegó a adoptarlo oficialmente.

Bueno, pues sus desgracias no acabaron ahí. Poe vivió un tiempo en Inglaterra con los Allan, pero al final acabó volviendo a Estados Unidos. Después de pasar un año en la universidad de Virginia, lo echaron por no poder costearse los estudios.  Entonces, el señor Allan le consiguió un puesto de trabajo. Tampoco le duró mucho. Ni siquiera permaneció más de dos años en el ejército. Por aquel entonces, Poe ya tenía problemas con la bebida y las drogas, y apostaba el dinero que tenía en juegos. De ahí sus constantes peleas con John Allan. estuvo un tiempo en el ejército, dejó el trabajo que tenía por sus excesos con la bebida. En algún punto de estos años, volvió a perder otra figura femenina importante para él: la señora Allan. A partir de este momento, Poe empezó a trabajar en distintas revistas para ganarse el sustento. Publicó relatos, poemas, reseñas y ensayos, siempre desde su punto de vista crítico y su narración controvertida.

En 1835 se casó con su prima, Virginia. La muchacha apenas contaba con 13 años. Me apena decir que Poe tampoco tuvo éxito en su matrimonio: su mujer tenía una salud bastante débil. Murió de tuberculosis en 1947 y él, dos años después. Lidió con el reconocimiento público a la vez que el resto de su vida se desmoronaba. La causa de su muerte no está muy clara, aunque las circunstancias que la rodean son bastante trágicas. Le encontraron en la calle, casi inconsciente. Se dice que pudo haber muerto de un tumor cerebral, tuberculosis o de un ataque al corazón.

¿Qué más os puedo contar? Su obra fue fuente de inspiración de otros grandes autores de la literatura: Conan Doyle, Baudelaire, Lovecraft, Dostoyevsky, Mann... Por algo, se considera el padre de la novela corta americana. Este género se centraba más en la idea que el texto quería transmitir que en el personaje en sí. Querían provocar un momento de entendimiento, de reconocimiento en el lector.

Poemas

A diferencia de sus relatos, no enfoca los poemas desde el punto de vista de la razón: son mucho más pasionales. Poe habla de una belleza idílica, de amores perdidos, la búsqueda de un tesoro... Quizás los poemas de Poe no sean tan conocidos como sus relatos, pero apuesto lo que sea a que os suena "El cuervo", uno de sus poemas más famosos. Este poema muestra el conflicto entre recordar por siempre y querer olvidar a un ser querido: Lenore (a quien le dedica otro poema y que, por cierto, puede hacer referencia tanto a la enfermedad de Virginia como a la muerte de su hermano, William Henry Leonard Poe). No lo he leído en español, pero me encanta como está escrito en inglés, lleno de onomatopeyas que le dan una cadencia muy típica de la poesía tradicional inglesa. De hecho, la frase que encontráis debajo de la imagen de Poe, es parte del primer verso de este poema.

Otro poema precioso es "Annabel Lee", que trata la muerte de una mujer hermosa, tema bastante recurrente en Poe debido a la pérdida de las mujeres clave en su vida. Aunque uno de los que más me han gustado es "Eldorado", poema que describe, obviamente, la búsqueda de El dorado. Se cree que hace referencia a la vida de Poe: intentó alcanzar la felicidad y el éxito, pero no lo consiguió. 


Relatos

Los relatos de Poe se sitúa en la literatura gótica americana, que se caracterizaba por el misterio, los malos presagios, la muerte, el miedo, la peor faceta de la raza humana. Sus protagonistas suelen ser mujeres jóvenes que se enfrentan a la muerte y hombres con algún tipo de enfermedad mental (de la que, por cierto, Poe también sufrió). Como la antología que he leído se compone de bastantes relatos, os voy a contar un poco de los que más me han gustado y los que os recomiendo porque, si os soy sincera, muchos me ha costado bastante leerlos, sobre todo cuando el autor se va por las ramas y empieza a contar algo que a simple vista parecía que no tenía nada que ver. 


"La caída de la casa Usher"
 No es de los más largos ni tampoco de los más tétricos. Hace muchas referencias a la enfermedad y a la muerte.

"William Wilson"
Se ve venir por dónde van los tiros desde el principio. Es un poco caótico, pero refleja a la perfección la psicología, la paranoia, del personaje. 

"Un descenso al Maelström"
Este relato creo que es apto para los lectores más asustadizos. No tiene tantos elementos macabros ni es tan explícito. 

"El corazón delator"
Otro relato bastante corto donde prima la psicología, la enfermedad mental del narrador y la paranoia. Este sí es más explícito. Fue el primer relato que leí de Poe y he de decir que me impactó bastante.

"El gato negro"
Lo pasé un poco mal con este relato. Aquí podemos ver los efectos del alcohol, cómo cambia a una persona hasta el punto de cometer actos atroces.

"Hop-frog"
Último relato de la antología y una grata sorpresa. Solo os diré que el tema principal es la venganza y que el protagonista no es un personaje demasiado convencional en los relatos de Poe.


Y con esto os dejo de dar la tabarra con Poe. Quería hablar sobre él porque me da muchísima pena el rumbo que tomó su vida, todo lo que tuvo que soportar y también, me da pena por sus malas decisiones. Antes de estudiarlo en la carrera, conocía más bien poco de él. Me sonaban sus títulos más conocidos y poco más. Fue todo un shock descubrir lo que había detrás de estos relatos. Por eso, no he querido dejar pasar la ocasión de contaros un poquito sobre su vida y su obra.

"I became insane, with long intervals of horrible sanity"
Edgar Allan Poe

No hagáis la locura de leeros de una sentada una de sus antologías como he hecho yo: disfrutad de sus palabras, leed sus relatos poco a poco y no perdáis un solo detalle, porque están llenos de referencias, símbolos, detalles autobiográficos que harán vuestra lectura mucho más profunda y rica. 

¿Os ha gustado la entrada?
¿Queréis que siga más o menos con esta misma dinámica para los clásicos que lea?
¿Cuál es vuestro relato/poema de Poe favorito?

¡Nos leemos en la próxima entrada!



viernes, 3 de noviembre de 2017

Wrap up | Octubre

¡Hola errantes!

Ya estamos en noviembre y por fin empieza a hacer algo de fresquito. Hoy es uno de esos días de lluvia en los que solo te apetece estar leyendo, viendo una peli o una serie, pero como me ha pillado el toro, no he podido preparar la entrada antes, así que me toca sentarme a escribir, jeje. Si es que cada vez que vuelvo a casa se me descontrola todo, no tengo remedio. En fin, fuera tonterías y hablemos de libros. No he leído demasiado este mes. Me ha coincidido el cambio de ciudad con dos lecturas que me han llevado bastante tiempo. Es más, me estoy agobiando un poco porque de pronto se me han acumulado como 7-8 libros por leer y eso hace que me de más pereza abrir el libro... ¿También os pasa? Siempre pienso en que debería relajarme un poco porque al final acabo presionándome para seguir leyendo... De momento no lo he conseguido pero lo seguiré intentando XD


Títeres de la magia, Iria G. Parente y Selene M. Pascual - (3/5). 

¿Qué deciros de la segunda parte de Marabilia que no os haya contado ya en la reseña? Estas autoras tienen talento a la hora de mezclar temas que nos conciernen a todos con el mundo de fantasía que han creado. Sus personajes son muy buenos, con sus virtudes y defectos, y si bien me gustó más la primera parte de la saga, esta también la he disfrutado a su manera.

Clarence y Hazan deben buscar el antídoto a unos venenos muy potentes que se están extendiendo por el mercado negro. Lynne, Arthmael y Ari los acompañarán y apoyarán en este viaje lleno de peligros y autodescubrimiento. Si hay algo que podéis esperar de estas autoras, es que no todo es perfecto: la vida es dura, y no siempre salimos ilesos de ella. [Reseña]


La llamada de las brujas, Francesc Gómez Guillamón - (3/5)

Este libro me llegó de parte de Edición Anticipada y, quitando el engorro de leer en el ordenador (ojalá tener la tablet a mano para estas ocasiones), es una lectura que disfruté. Está dirigida a un público más bien juvenil y el autor parte de unas buenas ideas. Como ya os comenté, me ha faltado algo más de desarrollo y profundidad pero tengo la esperanza de que para sus próximas publicaciones esto no sea un problema ^^

En esta historia, acompañamos a las brujas Blackwell en lo que parece ser su última batalla. El páramo está bajo la amenaza de una enemiga bastante antigua del aquelarre, por lo que nuestras protagonistas deberán poner todo su empeño en impedir que su enemiga se haga con el poder que ellas han estado protegiendo durante tantos siglos. [Reseña]


The Fall of the House of Usher and Other Writings, Edgar Allan Poe - (3/5)

Sí, lo sé, os debo esa famosa entrada de Poe que tanto trabajo me está costando hacer. Llevo posponiendo el momento de sentarme a investigar y a escribirla que cada vez me da más pereza... Pero no os preocupéis, intentaré tenerla para el martes (no lo prometo por si las moscas. Pd: ya está en proceso).

Este libro no es más que una recopilación de poemas, cuentos, ensayos y reseñas del autor. Tiene bastantes páginas y, si me permitís el consejo, no intentéis leerlo todo de golpe. Yo lo he hecho y me ha saturado un montón. No le he puesto más nota al libro porque hay muchos relatos que me han aburrido un poco y que se me han hecho pesados (me pasa por no dosificarme y por ponerme a leer cuando se me caían los ojos de sueño) pero otros me han fascinado por completo. Ya os contaré con más detalle y os mencionaré los que, desde mi punto de vista, merecen más la pena leer. De momento, solo os digo que si os gusta el terror, tenéis que darle una oportunidad ;)

Eso es todo. Esta vez no tenía mucho que comentar. Como os contaba, no han sido malas lecturas pero sí que me han llevado bastante tiempo. Es más, creo que todo el mes ha girado entorno a Poe y Americanah (que sigo leyendo), porque los otros dos los terminé la primera semana de octubre, si no recuerdo mal. 

Ya estoy impaciente por ver qué me depararán las lecturas de este mes :)

¿Vosotros qué habéis estado leyendo?
¿Algo interesante que recomendar?

Un abrazo enorme a todos ^^

martes, 31 de octubre de 2017

Recomendaciones para Halloween | Top 5

¡Hola mis lectores errantes!

¿Preparados para la noche más terrorífica del año? Os voy a contar una cosa: no soy demasiado amante del género de terror. Sí, de vez en cuando se me apetece ver alguna película de miedo (siempre acompañada y, cuanto más temprano, mejor que mejor) o leer algún thriller que me de escalofríos. Aun así, quería poner mi granito de arena en este día recomendándoos libros de terror perfectos para la noche de Halloween :)





Recomendaciones juveniles

Saga Skeleton Creek, Patrick Carman. Si os soy sincera, no recuerdo cómo llegó esta saga a mi vida. Mira que soy cagueta... ¡pues me encantó! La forma en que está narrada esta historia es realmente especial: no solo podemos leerla... Sino también verla. Como leéis. Están pasando cosas muy extrañas en el pueblo de Skeleton Creek. Ryan y Sarah, nuestros protagonistas, quieren saber qué pasa. Solo hay un pequeño inconveniente: Ryan a sufrido un accidente y sus padres le han prohibido ver a Sarah. Así que  la única manera que tienen de resolver el enigma es a través del diario que Ryan está escribiendo y los vídeos que graba Sarah y a los que tenemos acceso. ¿Cómo? Pues, al empezar el libro, te facilitan el enlace de una página web y, de vez en cuando, al final de algunos capítulos/entradas de diario, te dan distintas contraseñas. Obviamente, cada una corresponde a un vídeo. Creo recordar que lo interesante de los vídeos es el estado de tensión en el que te mantienen. Algún que otro sustillo caerá. Lo único "malo" así que recuerdo es que el último libro decae un poco y que no hay tantos vídeos como en los otros. Repito: creo.

El príncipe de la niebla, Carlos Ruiz Zafón. Y es que en esta recopilación de Halloween no podía faltar mi libro favorito de Zafón. Tercera confesión del día: me daba miedo leer este libro por la noche... Y de este no hace tanto tiempo que digamos. Trata sobre una familia que se muda a un pueblecito al lado del mar. Para que nos entendamos: un muermo de sitio. Los niños todo el día quejándose y tal hasta que hacen un par de amigos y se ven envueltos en, sí, otra vez, sucesos extraños provocados por un ser que da mucho miedito. Qué queréis que os diga, a mí me fascinó por completo el estilo del autor, cómo me hacía querer leer un capítulo más a pesar de saber que me costaría dormir esa noche.




Dos clásicos

Cuentos de Edgar Allan Poe. Qué deciros de este genio del terror. Poe tiene una imaginación desbordante en cuanto al género se refiere. Sus cuentos y algunos de sus poemas suelen tratar muy de cerca la muerte y los trastornos mentales de una manera bastante explícita en algunos casos, como en "Asesinato en la calle Morgue". No quiero entrar en detalles porque os estoy preparando una sorpresita de este autor, pero qué menos recomendaros su poema por excelencia, "El cuervo", y algunos de sus relatos más terroríficos: "El gato negro", "Wiliam Wilson", "El corazón delator", "La caída de la casa Usher". Para los que os apetezca leer algo de Poe pero que no de tanto miedo, os recomiendo "Un descenso al Maelström". A pesar de que no es de los relatos más crudos del autor, a mí me gustó bastante. Puede dar un poquito de angustia si sois extremadamente sensibles pero yo creo que no tendréis ningún problema.

Jane Eyre, Charlotte Brontë. Una de las novelas góticas más conocidas de la literatura inglesa. Porque sí, no todo gira entorno a la relación entre Jane y Mr. Rochester: esta novela tiene mucho más. Para empezar, es lo que se llama una Bildungsroman, es decir, narra la vida del personaje y su madurez con el paso de los años. Además, tenemos un doppelgänger, un trasfondo oscuro, religioso, con referencias a cuentos de hadas y con algunas escenas que te pondrán la piel de gallina. Me quedé completamente fascinada cuando la leí hace un par de años. Dadle una oportunidad si queréis conocer el mal que acecha Thornfield (acabo de darme cuenta que hasta el nombre de la mansión ya sugiere peligro, jajaja).


Un thriller

Pálida como la luna, Mary Higgins Clark. Una novelaza, sí señor, y una gran sorpresa allá donde las haya. El libro llegó a mí de casualidad. Me lo regaló una compañera de la facultad por mi cumpleaños. Me sonaba el nombre de la autora pero nunca había leído nada suyo y tampoco es que me llamase mucho la atención el género. Bueno, se me quitaron todas las tonterías cuando empecé a leerlo (porque yo soy así, me regalan un libro y, aunque no me llame, lo leo si no tengo otra cosa). Bueno, os cuento ya de que va, jeje. El  libro empieza bastante bien. Nada más que en el primer capítulo, nuestra protagonista se despierta en medio de la oscuridad... La han enterrado viva. Si ese primer capítulo te deja con la intriga, la tensión y el ansia por saber qué pasará, imaginaos cuando pasáis la página y os encontráis que te están contando lo que pasó antes de ese primer capítulo. Si no recuerdo mal, a partir de este momento se empieza a contar todo desde el principio, alternando de vez en cuando con algún capítulo un poco más avanzado en el tiempo hasta que, claramente, nos vemos de lleno en el desenlace. Es un libro muy cortito, adictivo y... no voy a decir terrorífico porque no me acuerdo, pero bueno con la tensión ya va bien, jaja.






Y eso es todo por hoy ^^


¿Conocíais estos libros? 

¿Os llama la atención algunos?


No me odiéis si he metido la pata con algún detalle. Excepto los relatos de Poe, el resto los leí hace años y mi memoria no da para mucho.

Sean cuales sean vuestros planes (incluso si la fiesta no os gusta), espero que disfrutéis mucho de Halloween :D

¡Un abrazo a todos!

viernes, 27 de octubre de 2017

Stranger Things | Book tag

¡Hola errantes!

Sí, ya sé. Este tag es del año pasado... ¿Y qué más da? Me encanta la serie, me encantan los book tags y para cuando salió la primera temporada yo no tenía blog. Así que, ¿qué mejor momento para traeros el tag que el día del estreno de la segunda temporada? :)



Bien, para quien no conozca la serie: la historia está ambientada en un pueblecito de Indiana durante los años 80. Aunque parece normal, están pasando cosas extrañas debido a los experimentos que está realizando el gobierno. Esto, se vuelve aún más interesante cuando un niño, amigo de nuestros protagonistas, desaparece. Tanto los chicos como su madre se desviven por encontrarle pero, en su lugar, encuentran a una chica con el pelo rapado y que apenas habla con cualidades bastante peculiares.

Monstruos, una realidad como no la conocíamos, fuerzas sobrenaturales, misterio y una amistad tierna e inquebrantable. Los actores lo hacen de 10, los niños son todos achuchables y la trama no decae en ningún momento. No os digo nada más. Tenéis que verla si todavía no lo habéis hecho. 


Introducción épica
Libro que te enganchó desde la primera página

Voy a recurrir a uno de los grandes y voy a mencionar El nombre del viento. Nuestro querido Patrick sabe cómo atrapar nuestra atención y cómo mantenerla a lo largo de toda la novela. Os dejo por aquí las primeras frases:

"Volvía a ser de noche. En la posada Roca de Guía reinaba el silencio. Un silencio triple.
El silencio más obvio era una calma hueca y resonante, constituida por las cosas que faltaban. Si hubiera soplado el viento, este habría suspirado entre las ramas, habría hecho chirriar el letrero de la posada en sus ganchos y habría arrastrado el silencio calle abajo como arrastra las hojas caídas en otoño. (...) Si hubiera habido música... pero no, claro que no había música. De hecho, no había ninguna de esas cosas, y por eso persistía el silencio."

Los vellos como escarpias, jajaja. Y, así como dato curioso: El temor de un hombre sabio, la segunda parte, tiene un prólogo casi igual, detalle que me parece fascinante.



Dragones y mazmorras
Un universo fantástico en el que te gustaría vivir

Podría elegir muchos, aunque sin duda me quedaría con uno que tuviese magia como el mundo de Harry Potter y el de Las Crónicas de la Torre. Me encantan, los mire por donde los mire. 



Luces de navidad
Personaje loco favorito

Diría Moriarty de la serie Sherlock (que también porque soy muy fan de cómo Andrew Scott encarna el personaje) pero como el personaje de los libros tampoco es muy allá, me voy a quedar con un personaje loco que, además, tiene un trasfondo muy importante. Os hablo de Bertha Mason de Wide Sargasso Sea, escrito por Jean Rhys. Esta novela postcolonial narra las penurias que pasa Antoinnette por ser criolla en Jamaica. Las personas de color la repudian y los blancos también. Tiene dos identidades y eso la confunde. Esto empeora cuando se casa con Mr. Mason, un hombre rico e inglés. Al principio, todo en su matrimonio va estupendamente. Luego, él empieza como a rechazar su compañía y le cambia el nombre porque 'Bertha' suena más inglés. Total que a la chica entre una cosa y otra se le va la pinza y acaba encerrada en una mansión... ¿Os suena de algo? Sí, yo sé que sí. Nuestra Bertha no es otra que la mujer que tiene Mr. Rochester encerrada y que atenta contra su vida y contra la de Jane. Sí, en efecto. Wide Sargasso Sea es una precuela de Jane Eyre.



Grupo perfecto
Grupo de amigos literarios al que te gustaría pertenecer

Me encantaría estar en el grupo de Holly, Sharon y Denise. Son tres locas con las que me lo pasaría estupendamente y que, además, sé que estarían ahí en todo momento solo por ver lo bien que tratan a Holly. Desde el principio le dan espacio, la ayudan a mover el culo cuando toca fondo y son sinceras.



Mundo del revés.
Libro que resultó todo lo contrario a lo que esperabas

Hace unos cuantos años, una amiga me regaló Criadas y señoras. Yo no tenía ni la menor idea de qué trataba la historia y, en un principio, no me llamó para nada la atención. Además, vi que era un buen tocho y me daba mucha pereza. Pensaba que no iba a gustarme nada, que iba a aburrirme como una ostra... Y doy las gracias por haberme equivocado. Me encontré con una historia fantástica, de esas que te hacen reír pero que también hacen que se te encoja el corazón. Devoré el libro, por completo. Me enganchó desde el principio y lo amé hasta el final.

Científico loco
Gobierno distópico

Bueno, aquí creo que podría mencionar Los viajes de Gulliver, de Jonathan Swift. No lo leí entero porque nuestro profesor tuvo la genial idea de mandarnos solo la última parte del libro (tiene cuatro). Sí que explicó el resto por encima y, ahora investigando, creo que es en la tercera donde Gulliver acaba en una sociedad donde hacen experimentos la mar de extraños. Según Wikipedia: "En la Gran Academia de Lagado, se invierten enormes recursos en investigaciones totalmente ridículas como extraer rayos de sol de pepinos, ablandar el mármol para usarlo como almohadas, aprender cómo mezclar pintura por el olfato, y descubrir conspiraciones políticas examinando los excrementos de personas sospechosas". Ahí lo dejo.

Demogorgon
Criatura con la que no querrías encontrarte

Para los que me conozcáis sabéis que yo y las arañas como que no. Cuando más grandes y peludas peor (ay que asco me está entrando solo de escribirlo D:). Obviamente no querría encontrarme con un espécimen de acromántula tan desagradable como Aragog. Me identifico mucho con Ron cuando dice "¿Por qué arañas? ¿Por qué no podemos seguir mariposas?". Tengo grabada a fuego esa frase de la segunda película, jajaja.

Cliffhanger
Final impactante que te deja con ganas de más

La última vez que me pasó fue con Caen estrellas fugaces, de Jose Gil Romero y Goretti Irisarri. A medida que iba llegando el final una idea empezó a reconcomerme la cabeza. Fue ese típico momento en el que todo se está complicando, todavía no hay nada resuelto y cada vez te quedan menos páginas. De repente, se acaba el libro y tú te quedas con dos palmos de narices mirando la última página. Para colmo, dejan caer un detalle sobre uno de los personajes que te deja más en shock todavía. Jose, Goretti, si me estáis leyendo, sigo sin superar ese final, jajaja. ¡Espero tener noticias de esa segunda parte!


Bueno, esto es todo ^^ Os dejo con Moriarty, que se ha quedado con ganas de más protagonismo, jeje. 



¿Os ha gustado el tag?
¿Qué libro os enganchó desde la primera página?
¿Cuál os dejó con ganas de más?
¿Hay alguno que fuera lo contrario a lo que esperábais?

Espero vuestros comentarios con mucha ilusión ^^

¡Un abrazo y feliz fin de semana!


martes, 24 de octubre de 2017

Paso a paso | Relatos errantes

¡Hola errantes!

Ha llegado el día: inauguramos sección propiamente dicho. Os dejo aquí el enlace de reflexiones errantes, donde publicaré opiniones de diversos temas, reflexiones (obvio) y algún que otro relato ^^
Hoy toca una reflexión. No es la primera vez que siento que las cosas no van como yo esperaba y supongo que a muchos de vosotros también os habrá pasado en algún momento. Quería sacarme ese tema de la cabeza, así me ayuda a sincerarme un poco conmigo misma y también a contaros lo que he aprendido este último año.

Espero que os guste :)

A veces, tenemos demasiadas cosas en la cabeza. A veces, las cosas que tenemos que hacer se multiplican y se acumulan por momentos. A veces, nos agobiamos pensando:  ¿seré capaz? ¿Me dará tiempo? ¿Realmente sirvo para esto? ¿De verdad es esto lo que quiero o estaría mejor en otro sitio?

Solo a veces, incluso el detalle más mínimo, el más insignificante, nos desborda por completo. Es entonces cuando nos damos cuenta de que aquello por lo que estamos pasando nos viene grande. No es agradable tener todos esos pensamientos negativos rondándote la cabeza día y noche. Cuando lo hablas con personas de tu alrededor y te dicen un simple "no pienses tanto", "no pienses así", es que no entienden por lo que estás pasando. Como si fuera tan fácil hacer que no nos afecten las cosas, obligarnos a pensar de otra manera justo cuando más confusos y perdidos estamos. Se puede, claro que se puede aprender a manejar la negatividad, el cambiar el "no puedo" por el "voy a poner todas mis fuerzas en conseguirlo", pero eso lleva tiempo y esfuerzo. También ayuda, apoyo, cariño. Y, sobre todo, hay que equivocarse. Cuando queremos cambiar algo de nosotros que no nos gusta - y aquí añado: porque nosotros queremos, no porque nos lo digan los demás - debemos ser conscientes de que es muy complicado que nos salga todo bien a la primera. Habrá días buenos, y días malos. Nos caeremos diez veces y nos levantaremos once. Y así hasta que lo consigamos. Pero no es imposible, yo sé que no. Es simplemente cuestión de tiempo.

No es malo pararse un momento a coger aire. No es malo pararse a pensar qué es lo que queremos y qué dirección queremos tomar, analizar qué nos hace daño o infelices y qué nos hace saltar de alegría. No es malo dar un paso atrás y rectificar. Al contrario, es necesario. En la mayoría de estas ocasiones, lo único que nos hace falta es relajarnos y alejarnos de nuestros problemas. Esto nos ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva porque puede que no tomemos las mejores decisiones estando agobiados. Al menos, yo no suelo tomar las decisiones más acertadas en esos casos. Cuando más agobiada he estado, ha sido cuando más incapaz me sentía de hacer cosas, de llegar lejos, cambiar lo que no me gusta de mí, comerme la cabeza pensando que podría haber hecho las cosas de distinta manera... Pero todo pasa. Solo es una época, una mala racha y, ahora, lo veo todo de otro color.

Necesitamos reflexionar con tranquilidad, saber qué queremos y a dónde queremos llegar. Ir paso a paso, con nuestros errores, aciertos y cambios inesperados. No digo que a la mínima de cambio haya que tirar la toalla, eso nunca. Lo que quiero decir es que hay que saber distinguir entre aquello que en el fondo no va a hacer feliz por mucho que lo intentemos y aquello que, aunque nos agobie en el momento, sea necesario para conseguir lo que queremos. Se trata de intentar quedarnos con las cosas buenas, educarnos poco a poco a no dejarnos llevar por el miedo, el estrés, la frustración. Debemos ser más inteligentes que eso.

Lo que dije al principio: debemos sincerarnos con nosotros mismos. No sirve de nada que nos engañemos pensando "quizás no esté tan mal". Incluso cuando nos tenemos que aguantar con lo que nos toca porque no haya más remedio, si somos sinceros al menos sabemos lo que hay y podemos superarlo o manejarlo como buenamente podamos. Al menos, no fingimos: lo aceptamos. Este es el paso más grande que debemos dar antes del cambio.

Antes de despedirme, os dejo con una de mis citas favoritas. Es de Posdata: te quiero, de Cecelia Ahern:

"Apunta a la luna. Si fallas, al menos estarás entre las estrellas."

Eso es lo que debemos hacer: apuntar bien alto y enfrentarnos al lobo con una sonrisa y dos pares bien puestos.

viernes, 20 de octubre de 2017

Manías literarias | Book tag

¡Hola mis lectores errantes!

Hoy estamos de celebración porque ya somos 200 personitas las que formamos parte de este rinconcito de lecturas. Quería traeros una entrada un poco más especial, más personal, porque quiero que me conozcáis, que nos conozcamos. Los que me leéis normalmente seguramente os haréis una idea de por dónde van mis gustos literarios y demás peeero hoy quería ser algo más precisa... Sí, sí. hoy toca el book tag de las manías literarias. ¿Queréis conocer mi lado más literario y también más friki? :P

Segunda sorpresita del día. No sé si os habréis dado cuenta... Hay un nuevo botoncito en el apartado de mis redes sociales. Estáis en lo cierto, ¡el blog ya tiene instagram! Todavía está un poco soso y no hay muchas fotos (os iré siguiendo poco a poco) aunque es algo que espero que cambie :)
Os espero por allí.



1. Me encanta el olor de los libros... ¿Y a quién no? Además, hay algunos libros que reconozco su olor. Me pasa con Artemis Fowl: Encuentro en el Ártico. Desde siempre ha tenido un olor a libro muy característico, desde que lo leí por primera vez hasta ahora. Es más, cada vez que limpio la estantería dedico unos momentos a recordar ese olor porque me trae muy buenos recuerdos. 

2. A veces hago trampas y leo de refilón las últimas palabras de la última página... Lo sé, pegadme, jajaja. Lo curioso es que nunca he llegado a hacerme spoilers así importantes que pudiera prever antes de acabar el libro. Es un poco my guilty pleasure.

3. Soy tan impaciente que, cuando llevo mucho rato leyendo el mismo capítulo (o cuando quiero leer un poco más en vez de irme a dormir o a estudiar como una persona responsable), miro cuántas páginas tiene/me quedan hasta el siguiente capítulo. Normalmente, si lo hago antes de acabar el capítulo es que el libro se me está haciendo algo pesado.

4. Normalmente me fijo más en los personajes masculinos que en los femeninos. ¿Por qué? Porque me gustan y punto, jajaja. Fuera bromas, eso solía pasarme durante la adolescencia (ay, hormonas). Ahora no me pasa tanto y también conecto más con los personajes femeninos. En verdad, me gusta fijarme en todos los personajes en general y ver las diferencias entre ellos ^^

5. Por culpa de la manía anterior, tengo muchos crushes literarios. Los primeros creo que fueron Harry Potter y Shail, de Memorias de Idhún (venga, ya empiezo a sacar los trapos sucios). Sé que os he dicho que ya no suelo fijarme tanto en los personajes masculinos... Qué queréis que os diga, a veces no puedo evitarlo, jajaja. Pues claro que sigo teniendo crushes, como para no tenerlos. Sin ir más lejos, en mis estanterías tengo a Newt, un Sherlock de fieltro que hice yo misma (y del que estoy muy orgullosa teniendo en cuenta mis pésimas habilidades artísticas) y mi queridísimo Jamie Fraser, el crush por excelencia.


6. Por supuesto, no me gusta prestar mis pequeños tesoros. Solo se los prestaría a personas de mi familia que yo sepa que me los van a devolver en perfecto estado. Porque sí, se ha dado el caso en que me devolvieron un libro con el lomo MUY abierto. Cuando lo vi se me cayó el alma a los pies y tuve que ponerle peso encima para que recuperase su forma. Más o menos quedó decente pero el trauma no lo he superado.

7. Me encanta releer aquellos libros que me marcaron mucho en algún momento de mi vida y, claro está, mis libros favoritos. El que más veces he releído es Posdata: te quiero, de Cecelia Ahern. Es uno de mis favoritos y hace varios años, decidí leerlo cada octubre-noviembre. Lástima que perdiera la costumbre porque siempre disfruto muchísimo leyéndolo. Mira, ya que estamosvoy a intentar leerlo estas navidades que ya le va tocando otra vez ^^

8. Soy muy influenciable y acabo marcando libros como pendientes que a los meses me doy cuenta de que es muy poco probable que llegue a leer. Aun así, soy masoca y los sigo añadiendo a goodreads. ¡Que levante la mano a quien le pase! 

9. Cuido mucho mis libros. Pero mucho, mucho. Los cuido tanto que hace dos veranos, antes de irme de vacaciones, me fijé en que algunos libros tenían manchitas por culpa de esos odiosos bichitos de humedad que se cuelan en la estantería. Mi solución para evitar más sustos: un seguro anti-bichos. Puse papel de cocina encima de los libros (se ve un poquito en la foto)... incluso tapé a Jamie. Venga, ya podéis llamarme loca, paranoica, lo que queráis, jeje. Soy muy protectora. No se nota, ¿no? xD


10. Abrazo los libros cuando me han gustado mucho. Sí, hablo de esos libros que, cuando los terminas o incluso mientras los lees, te llegan tan al corazón que sientes que formarán parte de tu vida durante mucho tiempo.

11. Me pierden las portadas bonitas *-* Como me llame la atención la sinopsis, tenga alguna que otra estrellita por ahí o esté adornado con flores o plantas, necesito que me aten y me cosan los bolsillos porque me los llevaba todos :)

12. Clásico que me apetezca leer, clásico que seguramente lea en inglés (básicamente porque la literatura inglesa es la que más me llama la atención) y porque me sentiría mal leerlos en español como filóloga. Aunque si llegan a mis manos en español tampoco les voy a hacer ascos, jeje.

13. Y hablando de clásicos... Los compro siempre en Amazon porque así puedo elegir la edición con la portada más bonita *-* ¿Habéis visto la colección Penguin English Library? Ya tengo cuatro en mi estantería y unos cuantos más a los que le tengo echado el ojo. Otra de mis perdiciones:



13. Me pone muy nerviosa tener libros de la misma saga y con distinto tamaño o alternando tapa dura con tapa blanda D: Un horror.

14. Nunca estoy del todo contenta con la disposición de mis estanterías. Por eso las voy cambiando de vez en cuando e intento ingeniármelas para que queden los libros bien bonitos e igualados de tamaño. Una misión imposible porque también me gusta colocar los libros de un mismo autor juntos y la mayoría los tengo con ediciones o de editoriales distintas :( Pero bueno, os voy a enseñar la estantería de la que estoy más orgullosa: mi rincón dedicado a Harry Potter.



15. También me gusta escribir. Actualmente no tengo mucho tiempo para sentarme delante del Word y plasmar todo lo que me ronda por la cabeza, pero tengo alguna que otra cosilla hecha y otras pensadas y en proceso. Como no podía ser de otra forma, dentro de las historias que escribo hay varios fan fics (siendo yo la protagonista, por supuesto). Drama y salseo a tope para mi recreación personal, jajaja.

16. Colecciono marcapáginas. Me encanta llevarme uno (o dos... o tres... o todos los que pueda) de los lugares a los que voy de viaje. La última vez que fui a Londres me traje unos cuantos separadores de las obras de Shakespeare. 

17. Otra curiosidad o manía mía relacionada con los marcapáginas es que nunca utilizo el mismo para dos lecturas seguidas. Vamos, que suelo ir cambiando de marcapáginas y, si el libro se presta, elijo uno que se tenga algo que ver con el contenido, juego con los colores, etc. 



18. A veces empiezo un libro que me apetece leer pero lo dejo a las pocas páginas y empiezo otro que también quiero leer. No sé si tiene mucho sentido esta manía. Viene un poco de la indecisión de: tengo 3-4 libros que quiero leer pero no sé por cuál empezar. Si uno no me termina de convencer, paso al siguiente.

19. Tengo un libro en la mesita de noche desde que me adentré en el mundo de la lectura y me enganché por derecho a los libros. Aunque no pueda leer o no tenga ganas y me lleve unos cuantos días con el libro ahí plantado, no pasa nada: necesito tener un libro empezado en la mesita de noche.

20. En cuanto acabo un libro, automáticamente escojo otro. A lo mejor no empiezo ese libro hasta pasados un par de días, pero me siento mal con la incertidumbre de no saber qué leer.

Y hasta aquí este tag ^^

¿Os ha gustado?
¿Coincidimos en manías?
¿Alguna manía/anécdota que queráis compartir?

Os espero en los comentarios, ¡un abrazo a todos!