domingo, 28 de mayo de 2017

Relato | Bookshelf colors challenge

¡Hola mis lectores errantes! 

¿Os acordáis del último book tag que hice? Sí, aquel en el que desarmé mi estantería para buscar frases y personajes en los libros. Bueno, pues hoy os traigo el relato más disparatado y surrealista que se me ha ocurrido a partir de las respuestas que me salieron en el tag que, por si no lo habéis visto, os dejo aquí el enlace ^^ 

No me tiréis cosas, sed buenos en los comentarios, ¿vale? 


Shail se esforzó por reprimir su perplejidad: el mismísimo Harry Potter se acercaba por el camino de la entrada. Le empezaron a sudar las manos de la emoción. ¡Iba a conocer a ese mago tan famoso del que tanto había oído hablar! Recorrió la habitación con la mirada buscando a Mari. No estaba allí, pero la podía escuchar trasteando en la cocina.

-¡MARIIIIII! - Shail casi derrapa al pararse en seco en la puerta de la cocina. - ¿A que no sabes quién viene?

Mari se dio la vuelta con cara de pocos amigos (y recién levantada) mientras sostenía la cafetera por el asa.

-¿Qué pasa? - dijo Shail. - ¿Otra vez usando tus poderes para hacer café?

-Hombre, mejor esto que freírle los sesos a la gente con mis ojos láser, ¿no? Sería un poco maleducado. - le echó una mirada a Haymitch, que estaba dormido encima de la mesa con una botella vacía en la mano. - A ver si con el café se espabila. ¿Qué decías?

En ese momento, sonó el telefonillo. Shail dio un respingo y se lanzó a abrir la puerta. En un par de minutos, el mago estaría con ellos. 

-Tu amigo, el mago que es mago sin que un unicornio le haya entregado su don. ¡Está aquí!

-Ya veo que tienes ganas de conocer a Harry - dijo, divertida. - Ha llegado antes de lo que esperaba. 

Dejó la cafetera en la vitrocerámica tras verter un poco en una taza para Haymitch, quien empezó a revolverse y a gritar como un poseso después de que Mari le diera un par de golpecitos en la espalda.

-¡Cualquier día me partes la espalda! - se quejó.

-¿Qué es todo este jaleo? - a Mari le brillaron los ojos cuando vio aparecer a su Kai. Le dio un ligero beso en la mejilla *sí, aquí Kai es corpóreo porque es mi fic y lo digo yo*. - Buenos días.

Y el timbre sonó.

-Venga, dejaros de miraditas tiernas y abre la puerta, Mari. No he venido desde Idhún solo para observar a Prim y a Cinna jugando a la play. 

-Mira que eres impaciente - dijo Mari mientras se dirigía hacia la puerta. Por cierto, ¿dónde están?

-¿Tú que crees? Jugando a la play...

-¿Tan temprano? En fin... - Shail se encontraba detrás suya, dando saltitos como un niño a punto de recibir un regalo. 

-¡Harry! ¿Tan pronto por aquí?

-Al final he venido en escoba - y bien que había venido volando. Tenía algunas hojas enredadas en el pelo y la escoba colgando del hombro.

Se abrazaron y Mari procedió a presentar sus amigos. Kai se mostró algo receloso del mejor amigo de su novia.  Eso de "el niño que sobrevivió" y la fama que le precedía no le hacía demasiada gracia. Los cuatro pasaron a la habitación. Cinna y Prim apenas apartaron la vista de la partida que estaban jugando, así que se pusieron a charlar relajadamente. Aunque eso de relajadamente era un eufemismo. Shail no paraba de bombardear a Harry con preguntas relacionadas con la magia al mismo tiempo que Kai usaba su inteligencia para que el mago no le ganase terreno.

No había pasado ni media hora cuando sonó el timbre de la puerta. Mari fue a levantarse, pero Haymitch apareció por el pasillo arrastrando los pies y haciendo un gesto diciendo que abría él.

-Vamos a ver - dijo reapareciendo en la habitación. - ¿¡Quién la ha invitado!?

El silencio se hizo en la sala cuando Haymitch se apartó un poco para dejar paso a Katie, la archienemiga de Mari. Ambas se dirigieron una mirada asesina. 

-Kai, las gafas. - extendió la mano sin apartar la vista de su enemiga.

-Cariño, ¿estás segura? Sabes que con tu miopía hacen efecto lupa. No vayas a provocar un incen...

-¡Las gafas! - Kai salió corriendo al dormitorio a buscarlas.

-¿A qué has venido, si puede saberse? - Katie la miró de forma impertinente y con los brazos cruzados.

-Estáis armando un buen escándalo y no me dejáis dormir. 

-¿Y para eso vienes, pedazo de...?

-¡Haymitch! - gritaron todos a la vez.

En ese momento Kai volvía a la habitación, intentando no interponerse en el campo de visión de nadie, aunque no lo consiguió.

-Hola, Kai. - Katie no sabía lo peligroso que era ponerle ojitos tiernos al novio de su vecina, y encima delante de sus narices. - Si te cansas de estar con estos panolis, estoy al otro lado del pasillo. Hoy doy una fiesta, ¿sabes?

-Ya está, ¡se acabó! - dijo Mari, poniéndose las gafas. Utilizó sus ojos láser para hacer un círculo de fuego (controlado, por supuesto) alrededor de Katie. - Escuadrón apocalíptico, ¡las armas!

Haymitch fue el único que le proporcionó sus armas favoritas: libretas-shuriken y cuadernos de tapa dura.

-¿Quieres que nos ocupemos de ella? - ya estaba relamiéndose de gusto por un poco de acción, aunque apenas mantenía el equilibrio.

-No estás en condiciones, y lo sabes. - miró a Cinna y Prim, todavía con los mandos en la mano y mirando de reojo la pantalla en pausa. - ¿Qué hacéis ahí parados?

-Está en desventaja, numérica. No nos necesitas - dijo Prim.

-Mi misión aquí es que estés radiante, preciosa - añadió Cinna.

-Bueno, pues ya me puedes hacer un super-pijama de ataque, porque esta no sale viva de aquí.  Valiente escuadrón apocalíptico. ¿Libreta o cuaderno?

-Cuaderno - dijeron al unísono mientras continuaban la partida. 

A todo esto, Katie chillaba como una loca diciendo que sus uñas de esmalte se le estaban despegando. Shail, con un poquito de ayuda de Harry, había conseguido apagar considerablemente el fuego hasta que solo quedó un anillo en el suelo bastante ridículo. Mari se dirigió a zancadas hacia Katie con el cuaderno en algo.

-¡Como te acerques a mi chico te vas a enterar de lo que es bueno!

Antes de que Mari pudiera lanzar el cuaderno, que tenía como objetivo la cabeza de Katie, ella ya había alcanzado la puerta y había cerrado con un portazo, dejando tras de sí un rastro de uñas postizas. 

Todavía no se había relajado el ambiente y ya se estaban riendo.

-¿Os fijasteis en la cara que puso? Seguro que no vuelve por aquí.

Mari estaba abrazada a Kai cuando vibró su móvil. Alargó el brazo con un acto reflejo para ver quien era y se puso rígida.

-¿Qué pasa, cielo? - le preguntó Kai mientras le acariciaba la espalda.

-Daniel Clever acaba de enviarme un mensaje.



Venga, tranquilos, ya se acabó la tortura, jaja. Si habéis llegado hasta aquí, os agradecería que me dejarais un comentario diciendo qué os ha parecido (se aceptan críticas, pero con cariño ¿eh?). Y nada, tened en cuenta que mi intención no era escribir una obra de arte, sino pasar un buen rato a pesar de que el relato no tenga ni pies ni cabeza.

Espero que os haya gustado aunque sea un poquito ^^

¡Un abrazo y buen fin de semana!


jueves, 25 de mayo de 2017

Libros de mi infancia | Especial 100 seguidores

¡Hola mis lectores errantes!

Como ya hemos pasado de los 100 seguidores, quería traer una entrada algo especial (ya que todavía no puedo hacer ningún sorteo). Hoy me gustaría hablaros de los libros que me impulsaron a seguir leyendo y que, por tanto, me han marcado como lectora de una forma u otra.


También quería daros las gracias a todos los que estáis ahí alimentando el blog con vuestros comentarios y hacer que el esfuerzo de mantenerlo activo merezca la pena :)

Y ahora sí, ¡hablemos de libros!

No recuerdo por cuál de estos libros empecé, pero creo que fueron los de Harry Potter allá por el 2003. Antes de empezar con esta saga, leía los típicos cuentos que tenía por casa y los libros que me mandaban en el colegio, con sus lecturas de verano correspondientes. Fue mi prima la que me prestó los dos primeros libros de la saga, y aquí tengo que confesaros algo de lo que me avergüenzo mucho: no los acabé. Si no recuerdo mal, dejé ambos casi al final. No sé qué me pasaría por la cabeza en ese momento. Lo sé, un crimen, pero sed buenos conmigo y entended que todavía no estaba acostumbrada a leer libros por derecho, por decirlo de alguna manera, jaja. El tercero ya me lo leí entero y, de hecho, fue el primero de la saga que me regalaron y uno de mis favoritos. Después tuve una crisis con el quinto libro. No sé por qué, de repente se me metió en la cabeza que no quería seguir leyendo los libros. Aun así, me los regalaron por Navidades, me lo leí, y me volví a enganchar. Ya podéis respirar tranquilos, desde ese momento, mi amor por Harry Potter ha sido, y sigue siendo, incondicional.




Sin embargo, creo que mi periodo crítico como lectora estuvo entre 2005 y 2006. Mi prima (va a seguir apareciendo en esta entrada, era ella la que me prestaba todos estos libros maravillosos), se leyó Las Crónicas de la Torre de Laura Gallego y Memorias de Idhún, y no paraba de darme la lata para que los leyera. Sobre todo, me contaba cosas de Memorias de Idhún pero yo, tonta de mí, le dije que no me llamaba la atención pero que me prestara los otros. Digamos que me gustaron tantísimo Las Crónicas de la Torre, que le pedí a mi prima La Resistencia. Así nació esta fan de Laura Gallego.

Luego, Marianne Curley con sus Guardianes del Tiempo y El círculo de fuego, y Eoin Colfer con Artemis Fowl se sumaron a mis lecturas. ¿Qué puedo decir de estos libros tan maravillosos? Me enamoré por completo de la historia de Ethan, Isabel y Arkarian (sobre todo de Arkarian, jajaj), y me lo pasé en grande con las peleillas entre Artemis y la Capitana Holly Canija y demás criaturas del Subsuelo. Como podéis imaginar, mi entusiasmo por la fantasía viene de lejos. 




Me está entrando muchísima añoranza al recordar lo muchísimo que disfrutaba con estos libros. Y, de hecho, me gustaría releer los de Artemis Fowl y terminar con la saga (creo que me quedé en el sexto). De vez en cuando, me gusta recordar esa emoción que me producían todos estos libros. Para mí, son realmente especiales y les tengo un cariño impresionante :)

¿No os parece una buena forma de viajar en el tiempo?

Ahora contadme vosotros:

¿Coincidimos en alguno? 
¿Cuáles son los libros que recordáis con más cariño?

Gracias una vez más por vuestros comentarios, no sabéis lo felices que me hacen ^^

¡Un beso muy grande a todos!

martes, 23 de mayo de 2017

Sin pruebas no os creeré | Reseña

Título: Sin pruebas no os creeré

Autora: Lucía Herguedas Verdía

Saga: Primera parte

Precio: 14,55€ (Amazon). También en Kindleunlimited

Sinopsis: Todo era normal hasta que un día Eva conoció a un chico tímido de ojos ambarinos y extraño acento. Entonces la acción llegó a su vida, la magia y la fantasía rompieron todos sus esquemas de la realidad.


El fenómeno de la reencarnación destruye las fronteras entre pasado y presente; una maldición comienza como castigo por el deseo de venganza. La Tribu del Lago no teme a la muerte y desea acabar con esa maldición que no permite que sus espíritus se fundan con la Madre Naturaleza. Los pieles rojas deben adaptarse a la evolución de la historia, la tecnología y las culturas en su búsqueda durante los siglos de la mujer que puede salvarlos.


Esta es una aventura mágica llena de acción donde el presente deja paso a capítulos del pasado de la Tribu del Lago y sus principales guerreros; escenas fantásticas mezclan acción y magia en localizaciones reales del mundo actual. Verás magia, acción, amor, fantasía, y sobre todo personajes muy especiales con particularidades que los hacen únicos... Algunos incluso tienen poderes sobrenaturales.


En primer lugar, quiero darle las gracias a la autora por contactar conmigo y enviarme la novela, porque me ha sorprendido mucho ^^

La trama me ha recordado a la película Pocahontas, otra de mis películas Disney favoritas (imaginaos mi ilusión cuando vi que la mencionaban en el libro). Es la primera vez que me leo algo sobre las tribus indias, y este detalle fue el que me hizo decidirme a leerlo. Me interesan mucho las creencias de estas tribus y me encanta cómo está integrada la magia en la novela. Me ha parecido bastante realista y muy en la línea de lo poco que sé de los indios. También me ha parecido original el hecho de que los personajes están condenados a reencarnarse una y otra vez hasta que encuentren a su querida Xiana para que deshaga la maldición, evitando que El Gran Enemigo los descubra.

De los personajes, Lobo es de los que me han parecido más destacables. La historia que hay detrás de cómo consiguió su don y el porqué de su nombre, me ha parecido muy conmovedora e interesante. Es paciente, protector, le da cierto toque de humor a los diálogos y me derrite su forma de cuidar a Eva. Ella intenta ser fuerte, pero ha estado bien ver que detrás de esa fuerza, en realidad está asustada y confusa. Lo único malo que le veo es que quizás se adapta demasiado rápido a lo que está pasando. Quiero decir, no desconfía de los desconocidos que la han apartado de su vida y se presta demasiado pronto a ayudarles, aunque quizás esta es solo la impresión que me ha dado a mí. 

Tadi y Heta aportan mucha jovialidad a los diálogos, y me ha gustado mucho ver cómo se adaptan a las nuevas tecnologías y a distintos modos de vida con cada reencarnación.Wapasha simplemente me ha cautivado con su empatía y sus poderes. Sakima como jefe no está mal, pero creo que tampoco tiene un papel tan importante como el resto de personajes, aunque no es algo que haya echado en falta. Por último, la autora da un esbozo bastante claro de las motivaciones y los planes de El Gran Enemigo. Me gusta el aura de misterio que le rodea y que poco a poco vayamos conociendo más detalles sobre él. 

El caso, que todos los personajes están perfectamente desarrollados y la personalidad de cada uno está muy bien definida. Todos aportan algo a la trama aunque no aparezcan mucho. Ahora que lo pienso, aunque no se mencionaran a todos y cada uno de los miembros que componen la tribu, sé que estaban presentes en todo momento. Me los imagino perfectamente rodeándose de los demás y apoyándose entre ellos. 

En cuanto al estilo y al formato del libro en general, debo decir que está muy bien escrito. La narración es muy fluida y, como pasan cosas interesantes en cada capítulo, me dio la sensación de que la trama avanzaba muy rápido. En cuanto a los diálogos, me han parecido relevantes y muy bien llevados. Las descripciones tienen lo justo para que te imagines en tu cabeza el lugar donde están los personajes y lo que pasa sin que llegue a hacerse pesado.

Durante todo el libro, nos encontramos con diversos flashbacks que nos cuentan la historia de cómo llegaron los personajes a su situación actual. Creo que están muy bien integrados porque, al ser capítulos cortos, no interrumpían demasiado la lectura. Eso sí, hacia la mitad del libro hay un par de ellos un poco más largos que sí ralentizan un poco más la lectura, aunque siguen siendo necesarios para entender ciertos detalles.

Antes de terminar, me gustaría destacar otro aspecto positivo del libro. Hubo momentos en los que me preguntaba por qué la situación de Lobo era distinta a la de los demás. ¿Por qué él es inmortal y los demás se reencarnan? Y había algo más, pero no recuerdo el qué. El caso es que, aunque en cierto momento te quedes con la incertidumbre sobre esto o aquello, el libro te da las respuestas a su debido momento. 

En definitiva, creo que es un buen inicio de una gran historia. La única "pega" que tengo (y por decir algo, porque estoy encantada con el libro) es que el final me pareció un poco precipitado y brusco. Pero bueno, no me quejo, porque la verdad es que he disfrutado mucho ^^ 




¿Os gustaría leerlo o lo habéis hecho ya?

Contadme en los comentarios qué os ha parecido ^^ 

Yo, desde luego, me he quedado con ganas de más y saber cómo acabará la historia.